Cómo superar una crisis de pareja

superar crisis 2En una relación de pareja hay momentos donde todo marcha bien, pero también hay épocas donde no todo es tan feliz, crisis, discusiones, malas rachas. Si estos momentos son la tónica habitual de la relación quizás haya llegado el momento de repensar la situación y plantearse si ha llegado la hora de cortar por lo sano.

En cualquier caso, hay algunos 10 mandamientos para conquistar a un hombre a seguir que pueden ayudarte a saber cómo superar una crisis de pareja. Te los mostramos a continuación.

Descubrir qué está ocasionando la crisis

En ocasiones es difícil porque una crisis de pareja es un cúmulo de discusiones y malentendidos no resueltos. El motivo puede ser diverso: tensiones en el trabajo, problemas con los hijos, vida sexual no plena, etc. Saber reconocer ese momento y tratar de solucionarlo puede ser de gran ayuda. Servirá para recuperar la actividad sexual y la comunicación.

Comunicación

Una vez hallado el origen de la disputa, el siguiente paso es hablarlo, no se trata de intentar imponerse sino de ser comprensivas con nuestra pareja, empatizar con él, saber escuchar y por supuesto exponer también nuestros argumentos sin que sean ignorados. La comunicación es fundamental en una pareja.

Comprometerse

Esto significa poner de nuestra parte, colaborar para que las diferencias desaparezcan. Para ello hay que estar dispuesta a ceder y tener un alto grado de inteligencia emocional.

Recordar y reforzar aquello que nos une

Si la crisis se debe a que no encontramos momentos para estar juntos, o cuando lo estamos a cada momento discutimos, tenemos que volver a rememorar aquello que nos apasionaba en los inicios. Volver a valorar eso que te gustaba de tu pareja, aquello que te hacía sentir bien.

superar crisis 1

Respetar el espacio individual

Aunque una pareja sea un todo, una unidad, también es cierto que es una unidad formada por dos individualidades, es un nexo, un vínculo entre dos personas que se aman y comparten su vida pero que no son exactamente iguales, ni deben serlo, por tanto, respetar el espacio personal de cada uno de los miembros es fundamental para salir de una crisis.

No tener miedo a la ayuda profesional

Si la crisis es severa, es muy recomendable acudir a un especialista. Un terapeuta familiar, un sexólogo si el problema está en el sexo, un psicólogo. Los profesionales conocen métodos y técnicas para solucionar estas crisis …